PALCO URBANO

-Ensayo Fotográfico-





En el barrio de La Balanza del distrito de Comas, en Lima, a falta de teatros y equipamientos para la cultura, surgió la FITECA (Fiesta Internacional de Teatro en Calles Abiertas), una propuesta de teatro adaptada a un contexto urbano, vivo y dinámico.

Sin embargo, uno siempre se imagina esta propuesta cultural como un grupo de artistas que recorre el barrio o como una mancha de colores y música, que se desplaza por las calles y caminos de los cerros de Comas.

Pero en una escena de teatro, no hay acto consagrado sin la presencia del espectador, aquí la importancia del que lo contempla. Y en este contexto, con estas lógicas del teatro que se desplaza como un gusano de colores llamado pasacalle, cobra la importancia el espacio y escala.


Esta fiesta andante fue creada para generar el vínculo entre la calle y la vivienda, que la calle sea el teatro y el vecino desde su vivienda, un espectador activo, por eso sus muñecos tienen gran escala, para que uno pueda observarlo desde la distancia, desde ese palco urbano. Entendemos por palco a este pequeño compartimiento arquitectónico en forma de un balcón, reservada para un pequeño grupo de personas y fue creado para poder visualizar con mayor privilegio y comodidad a la hora apreciar el espectáculo.

Este palco urbano que contempla el espectáculo en la calle se presenta de múltiples formas, tamaños y colores en la vivienda. Por lo general son los vanos, (término arquitectónico para referirse a huecos o vacíos por donde atraviesa la luz y el aire) que perforan el muro que limita entre la vivienda y la calle en forma de puertas, ventanas, y balcones. Pero también las hay en forma de terrazas, azoteas, pasadizos y escaleras. En estos palcos urbanos es donde los vecinos de todas las edades dibujan una sonrisa en sus rostros, mientras contemplan, registran y aplauden este espectáculo andante.


Estos intersticios y espacios entre la calle y la vivienda, son soluciones autoconstruidas y propuestas interesantes que no solo son funcionales, sino también vínculos importantes de relaciones sociales en el cotidiano y con mucho mayor fuerza durante la FITECA. El aporte de este fenómeno social ha sido justo esa transformación del barrio a través de la cultura, componente importante que rompe las barreras de la vivienda y el

espacio público para integrarlo, para que la calle sea en realidad la extensión de la vivienda, parte del gran teatro llamado ciudad. He aquí una mirada a la FITECA, desde el teatro que se desplaza, al espectador de esos palcos urbanos.





















































_______________________________________________________________________________ *Imágenes registradas durante los pasacalles de la FITECA del 2016 al 2019

0 vistas
  • Black Instagram Icon
  • mail